Make your own free website on Tripod.com

BDJ, Mov. 5
Principal ] Arriba ] BDJ, Mov. 1 ] BDJ, Mov. 2 ] BDJ, Mov. 3 ] BDJ, Mov. 4 ] [ BDJ, Mov. 5 ] BDJ, Mov. 6 ] BDJ, Mov. 7 ] BDJ, Mov. 8 ]

 

Mirar hacia atrás para ver como se van las cinco enfermedades y la siete debilidades

 

a) Desde la forma precedente se vuelve a la posición de partida con los pies separados por la distancia de un puño o dos y los brazos relajados a lo largo del cuerpo.

b) Sin girar el talle y el pecho, y sin tensar excesivamente los músculos del cuello, se girará la cabeza lo más lejos posible para mirar hacia atrás (girar bien la mirada para ver lo más posible al extremo del lado opuesto). Se empieza por el lado izquierdo. Se efectúa una rotación de la columna vertebral echando hacia atrás el hombro izquierdo, pero sin que la pelvis acompañe el movimiento. Después, se completa con una ligera rotación de la pelvis hacia la izquierda para permitir a la cabeza mirar hacia detrás. La cabeza se encuentra en un eje vertical.

c) Se vuelve a la posición de partida y se repite hacia el otro lado.

MOVIMIENTO

        Debemos girar lo más posible en el giro cervical mirando hacia atrás buscando nuestro eje. Se debe de hacer primero con el cuello y al final se giran un poco los hombros y la cadera manteniendo la pelvis de frente hasta que al girar hacia atrás no se pueda girar más momento en el que se gira la cadera (girar cervicales, dorsales, lumbares, cadera y pelvis). El retroceso es igual pero en sentido contrario. El eje de giro es de 180 grados.

        El peso del cuerpo debe estar bien repartido entre los dos pies, debiéndose verificar que sigue así después de haber girado. Los ojos miran al frente barriendo como si se tratase de un faro.

        Cuando se trabaja este ejercicio se trabaja el cuello, la respiración, la concentración y la visualización.

        La mirada está en la horizontal, se dirige hacia el infinito; está exactamente en un ángulo de 180 grados con relación a la posición de partida. Cuando se gira la cabeza, a partir de la posición de partida, conservar la mirada en el eje justo hacia el punto final donde los ojos deben mirar un poco a la izquierda para encontrarse en el eje de 180 grados.

        Para girarse hacia atrás, proceder lentamente. Tardar aproximadamente unos 15 segundos, y el mismo tiempo para volver.

RESPIRACIÓN.

        Se espira al girar el cuerpo (tanto hacia atrás como al volver al frente) y se inspira al mirar al frente.

CONCENTRACIÓN.

        Al mirar hacia atrás visualizamos como se aleja de nosotros las CINCO DEBILIDADES Y LAS SIETE HERIDAS. Es como si fuésemos un barco y viésemos la estela que dejamos alejarse. Las cinco debilidades se refieren a las enfermedades de los cinco órganos: hígado, corazón, bazo, pulmón y riñones. Las siete heridas se refieren a perturbaciones psíquicas de origen emocional: excitación de la alegría, cólera, tristeza, desesperación, preocupación, miedo y terror.

        Con la mirada se ve como se alejan las enfermedades, lo que nos perturba. Hay que concentrarse en la eliminación de la energía sucia, gastada y sentir como sale, además da elasticidad a la columna vertebral.

EFECTOS.

        La reputación de este ejercicio es debida sin duda a una regulación de la región cervical y del bulbo cerebral en el cual se encuentran los centros de control del sistema neuro-vegetativo simpático y parasimpático.

        Refuerza la musculatura cervical, previene los desordenes vertebro-cervicales y refuerza los músculos oculares por el hecho de que los ojos se fuerzan para mirar atrás. Trabaja la elasticidad de la columna vertebral y hace como un masaje de toda la cadena para vertebral simpática (del todo sistema vegetativo autónomo). Tiene también como efecto reforzar la circulación cerebral, masajeando fisiológicamente la circulación carótida y, sobretodo, vertebro basilar. Es un ejercicio benéfico para los sujetos que sufren de hipertensión arterial y de amenazas de apoplejía, o tras sufrir un accidente cerebro-vascular.

        Para que sea eficaz el ejercicio se debe de practicar lentamente y en el estado YI SHOU (estado de relajación y de serenidad del espíritu buscado en la práctica del QI GONG).

        Tiene también un aspecto dinámico, físico concreto, de expulsión de la energía sucia y del trabajo de manipulación de la energía en el cuerpo por tanto y al mismo tiempo elasticidad en la columna vertebral.