Make your own free website on Tripod.com

Respiración Sentado
Principal ] Arriba ] Ejercicios basicos ] Posición del árbol ] [ Respiración Sentado ] Ba Duan Jin ]

 

        He aquí un ejercicio de respiración, dentro de la tradición budista de china, que cualquiera puede practicar. Como indica la cabecera de la página se trata de un ejercicio que se efectúa sentado, nos podemos sentar en posición de loto, medio loto o para aquellas personas que no puedan adoptar posturas tan complicadas simplemente en una silla. Lo importante de esta posición es que la espalda esté recta con la columna vertebral bien alineada con la cabeza, con las cervicales levantadas como si estuviesen suspendidas por un hilo; el mentón estará un poco metido hacia el pecho. Quien opte por efectuarlo en una silla se deberá de sentar sin colocar la espalda en el respaldo de la silla y con los pies paralelos abiertos a una anchura similar a la de nuestros hombros.

        Una vez en esta posición seguiremos los siguientes pasos:

1.- Respiración abdominal.

    Se trata de una respiración que se ha de efectuar de una forma natural, sin forzar, y consiste en que al inspirar por la nariz el vientre se expande un poco (como si fuese un globo que se hincha) y al espirar se contrae. Se ha de procurar no ensanchar el tórax y para comprobarlo basta con poner las manos en el abdomen y en el tórax, al inspirar sólo se moverá el abdomen.

2.- Ojos cerrados.

    Los ojos más que cerrados se encuentran entornados, como si dejásemos una raya de luz. Hemos de procurar no cerrarlos con fuerza de forma que nuestro rostro no muestre signos de tensión.

3.- Sonrisa interior.

    Nuestro espíritu está alegre y se alegría se refleja en nuestro rostro con una sonrisa natural que proviene del interior de nuestro organismo. No se trata de una sonrisa forzada, hemos de imaginar que esa alegría de nuestro rostro es el resultado de una alegría interna como la honda que llega a la orilla del agua cuando se tira un piedra en su interior.

4.- Atención a DAN TIEN.

    Nuestra "mirada" se lleva al interior al punto Dan Tien (localizado un cm. por debajo de nuestro ombligo y un poco hacia dentro, no está superficial). Intentamos "ver" esta zona y que ocurre en ella como si estuviésemos ante la vitrina de un escaparate. Se debe de mantener todo el tiempo este tipo de concentración y no estar sentado para pasar el tiempo como cuando se ve la televisión.

5.- Manos sobre las rodillas.

    Independientemente de nuestra posición de sentado las manos se colocan suavemente sobre las rodillas de forma que estemos confortables. En este ejercicio básico las manos no adoptan ninguna posición especial.

6.- Otras atenciones.

    La punta de la lengua está tocando ligeramente el paladar. Además se ha de cuidar la alineación de la columna de forma que el vértice de la cabeza (al tener el mentón metido es la parte más alta de la cabeza y es donde se encuentra un punto de acupuntura llamado Bai Hui) y el punto central entre los órganos sexuales y el ano (donde se encuentra el punto de acupuntura Hui Yin) se encuentran alineados.

 


 

    Una vez conseguida la posición anterior empezamos a alargar la respiración de una forma natural y sin forzar volviéndose la inspiración más larga y profunda al igual que la espiración. No consiste en invertir 3 minutos en un ciclo de respiración (inspiración/espiración) desde el primer momento. Lo que se persigue es calmar nuestro espíritu y por añadidura nuestro cuerpo, por lo tanto con que la respiración sea un poco relajada (no ha de existir agitación) y suave (casi imperceptible para nosotros mismos) nos hemos de conformar. Si nos encontramos agitados o con un calor sofocante es que estamos forzando la respiración, en este caso efectuamos una revisión de la posición física consiguiendo de esta forma calmarnos al no forzar conscientemente la respiración más allá de nuestro límite actual.

    El objetivo de esta respiración es tranquilizar nuestro cuerpo y espíritu, se trata de un buen ejercicio para efectuar cinco o diez minutos antes de ir a la cama para descargarnos de las tensiones del día. Incluso puede ser un buen remedio para aquellas personas que padecen un insomnio nervioso, porque al calmarse podrán conciliar el sueño con más facilidad.

 

    Espero que disfrutéis con este ejercicio básico y que lo practiquéis frecuentemente, puede estarse en esa posición hasta 30 minutos.