Make your own free website on Tripod.com

Qi Gong y Salud
Principal ] Arriba ]

 

 

La Salud y el ejercicio físico

 

        En la actualidad vivimos en una sociedad donde se impone el stress, las prisas (siempre ir corriendo de un lado para otro), las comodidades (coches, ascensores, mandos a distancia, etc) y otros factores que sin quererlo poco a poco van minando nuestra salud, cada día más delicada. Dedicamos muy poco tiempo a nosotros mismos y al cuidado de nuestro cuerpo, actividad esta muy importante para nuestra salud.

        Con esta actitud llega un momento en que nuestro cuerpo protesta ante esta situación apareciendo ciertos desordenes que cada día son más frecuentes entre nosotros. Así cada vez hay más lumbalgias (muchas de ellas producto de malas posturas al estar sentados infinidad de horas), tensión acumulada en el cuello que puede derivar en problemas cervicales y una larga lista de dolencias que hacen que los tradicionales achaques de la vejez aparezcan en personas cada vez más jóvenes.

        Ante esta situación tenemos una tabla de salvación en el ejercicio físico tal como indicaba un célebre médico chino llamado Hua-to:

El cuerpo humano tiene un deseo natural de trabajar, de realizar una actividad: sin embargo, no se le debe empujar hasta el final. Con un cierto grado de trabajo, la energía conseguida por la nutrición que se ingiere, puede ser distribuida eficazmente. Cuando la sangre circula libremente en las venas, la enfermedad no puede asentarse. Así, el cuerpo es como una puerta montada sobre sus bisagras que, utilizada regularmente, no se oxida jamás.

        Por consiguiente es necesario que dediquemos un tiempo en poner a punto nuestro cuerpo ejercitándolo. Una posibilidad es practicar Qi Gong.

        Al principio de la práctica nos vamos a encontrar con que nuestro cuerpo no es tan coordinado como quisiéramos por lo que algunos movimientos nos pueden parecer más difíciles de lo que en realidad son. Nos encontramos torpes, como pez fuera del agua y ante esta situación nada mejor que buscar una etiqueta para justificar su abandono como decir que son ejercicios complicados, aburridos, difíciles y todo aquello que se nos ocurra. Sin embargo la realidad es que estamos moviendo zonas de nuestro cuerpo que empezaron a invernar hace mucho tiempo y su despertar puede ser más molesto de lo que podamos imaginar.

        Para comprenderlo basta una pequeña reflexión acerca de lo siguiente: Ante la invitación de ir andando un trecho del camino (por ejemplo 20 minutos) nos pueden contestar ¿Estás loco?, que quieres que me entre un dolor de piernas que no pueda soportar. Las piernas duelen porque se ejercitan con una actividad tan natural como el caminar, y me pregunto ¿para qué se supone que tenemos las piernas los seres humanos si no es para desplazarnos?. Si andar 20 minutos es doloroso ......

 

        Lo normal es que pensemos que no nos hace falta nada de esto hasta que nos vemos necesitados, y como dice el refrán: siempre nos acordamos de Santa Rita cuando truena. Por favor dedicarle más tiempo y atención a vosotros mismos porque mejorará la salud y el cuerpo os lo agradecerá. Si tenéis alguna duda acerca de vuestra salud acudir a un médico competente y preguntarle. En china el emperador tenía en su corte a un médico cuya misión era impedir que el emperador enfermase aconsejándolo constantemente en sus hábitos. En nuestra sociedad occidental el médico es la persona a la que acudimos cuando estamos enfermos pero no para pedirle un consejo acerca de nuestra dieta o hábitos diarios.

        Al igual que las aves dedican un tiempo diario al cuidado de su plumaje así debemos dedicar un poco de tiempo a nosotros. Un saludo.