Make your own free website on Tripod.com

JUHO
Principal ] Arriba ] GOHO ] [ JUHO ] SEIHO ]

 

        Con este nombre se conocen las técnicas de luxación y/o control que se practican en Shorinji Kempo. A un neófito le pueden parecer técnicas de Judo pero ojo, hay que huir de pensar que el Shorinji Kempo es una mezcla de técnicas de Karate y Judo. Todo lo contrario son técnicas que provienen de distintas escuelas de china que fueron recopilados por Doshin So (ver Orígenes).

        Estas técnicas van a permitir al practicante efectuar técnicas defensivas, sobre todo, y algunas ofensivas enfocadas a controlar al adversario así como a producirle daño. En este conjunto de técnicas se encuentran también proyecciones del adversario que pueden tener consecuencias graves para él, como es el caso de luxaciones en codos, hombros y/o muñecas.

        En estas técnicas, al igual que en las GOHO es muy importante el uso de todo el cuerpo, sólo así podrá ser conseguido el hecho de que una persona más débil pueda con otra más fuerte. El principio de estas técnicas se encuentra en el kusuzhi o desequilibrio del adversario, de forma que pueda ser manejado sin necesidad de mucha fuerza por nuestra parte; fuerza ésta que irá a sumarse a la del atacante para ser aplicada en su contra.

        Entre los tipos de técnicas que se pueden aprender se encuentran técnicas de soltar o escapar (conocidas como nukis) cuyos movimientos son la base para las técnicas de luxaciones (conocidas como gote), luxaciones, proyecciones, así como control del adversario en el suelo. En la animación se puede observar la técnica Morote Maki Gote.

        Una de las cosas que se tendrán que aprender con la práctica es aprender a controlar nuestro peso y equilibrio así como conocer la fuerza del adversario y sobre todo su dirección. Esto último va a determinar qué técnica se va a emplear, porque al contrario de lo que puede parecer, una técnica defensiva es el resultado de un ataque concreto. No siempre se puede responder con la misma técnica ante diversos ataques.

        Parte fundamental del aprendizaje es la técnica del kagite shuho, es decir cuando el adversario agarra uno de nuestros brazos no debemos dejarnos llevar sin más. Todo lo contrario el brazo agarrado se acercará al cuerpo con un desplazamiento, que puede ser hacia adelante o hacia atrás dependiendo de si el adversario empuja o tira de nosotros. Esta posición va a permitir que la defensa sea más sólida así como que el ataque del adversario se vea frustrado.

        El hecho de que haya dividido la explicación de las técnicas GOHO y JUHO no quiere decir que estas técnicas sean independientes sino que se complementan. Por ejemplo, ante un ataque de puño se puede reaccionar con otro ataque (técnica GOHO) o con un desequilibrio y posterior luxación del adversario (técnica JUHO).