Make your own free website on Tripod.com

Guía Práctica
Principal ] Arriba ] Bases de los estilos ] Entrenamiento estilo Yang ] [ Guía Práctica ] Los diferentes estilos ] Origenes de los estilos ] Tai Chi Jing ] Qué es Tuishou ]

 

Cómo Alinear el Cuerpo para Mejorar el Flujo de Qi – Una Guía a la Práctica Correcta de Taijiquan

Por Tu-Ky Lam

INTRODUCCIÓN.

         Hola amigos os traigo a estas líneas un artículo del maestro Tu-Ky Lam que aborda uno de los pilares básicos en la práctica del Tai Chi y que es la colocación correcta de nuestro cuerpo. Sin más os dejo con el artículo del Maestro.

FIN INTRODUCCIÓN.

 

Durante nuestra práctica de Taiji, todos nosotros queremos que nuestra energía fluya y desarrolle en fuerza interna, un signo de que practicamos Taijiquan correctamente. Para lograr esto, necesitamos ajustar nuestros cuerpos a ciertas posiciones cuando practicamos Taijiquan. Lo indicado a continuación son algunos puntos de cómo ir hacia esto.

Comenzaremos desde abajo e iremos hacia arriba, así que…

 

1.      Dobla tus rodillas y flexiona tus caderas.
Esto es importante porque las piernas son la base que sostiene nuestro torso, de esta forma doblando nuestras rodillas y flexionando nuestras caderas nos puede dar una buena base. De esto depende para poder hablar o no de lo substancial e insustancial. Recuérdalo cuando practiques las posiciones de pie o en tu rutina diaria. Cuándo tienes en cuenta este principio y tienes la sensación de estar sentado en un taburete invisible y, lo que es más importante, que tus piernas estén firmes entonces estás trabajando en el camino correcto. Con la práctica constante serás gradualmente capaz de sentir tu Qi y jing en el fondo de los pies, y en una etapa posterior irá hacia tus manos.

2.      Mantén tu entrepierna redondeada y aflojada.
La entrepierna es donde las piernas se unen o bifurcan tu cuerpo. Se debe mantener redondeada como un arco para que puedas girar o cambiar tu peso fácilmente. Puede ayudarte a dar un paso hacia adelante (o hacia atrás) y también retroceder rápidamente si se necesita. Esto es para decir que puede ayudar a tener el insustancial en el substancial y al revés.

3.      Las posiciones de las nalgas.
Muchos practicantes de Taiji cometen un error cuando dicen a los estudiantes que tiren de las nalgas y cóccix durante tu práctica de Taiji. Haciéndolo así puede hacer que la gente desarrolle dolor en la parte inferior de la espalda porque esta postura pone demasiada presión en esa zona. Deja las nalgas en su posición normal –sobresaliendo naturalmente – esta es la solución.  

4.      Cuándo el qi quiere subir a la parte superior de la cabeza, tus nalgas y cóccix  tendrán que estirarse parar ayudar al qi a realizar esta tarea. Tu qi puede circular sólo si tu cuerpo entero está relajado. Cuándo estiras tus nalgas deliberadamente, puedes crear tensión y presión, que sólo pueden bloquear el flujo de tu qi, no ayudándolo. Si dejas tus nalgas en su posición natural, la tensión desaparecerá. Cuándo tu qi quiera subir, tus nalgas y cóccix se estirarán (levanta la parte superior de tu cabeza  y estirar tu espalda ayudará a conseguir esto) automáticamente para ayudar al qi a ir a la parte superior de la cabeza. Después de completar esta tarea el cóccix y las nalgas volverán a su posición normal de nuevo. Así que tus nalgas y cóccix deberán moverse hacia dentro y fuera todo el tiempo si estás relajado y mantienes la posición correcta. En el estilo Chen de Taijiquan, la nalgas están en cuatro posiciones diferentes. Generalmente está en su posición natural – sobresaliendo naturalmente. Cuándo tu qi quiere subir, tus nalgas se estirarán. Cuándo giras a la derecha, tu nalga derecha está levemente arriba mientras que tu nalga izquierda va levemente por debajo. Cuándo giras a la izquierda, tu nalga izquierda está arriba y tu nalga derecha va abajo.

5.      Mantener el torso vertical
El torso es la ruta principal por donde viaja tu energía. Cuándo está vertical, tu energía puede fluir suavemente desde tus pies a través de la espina dorsal hasta tus manos. Esto es beneficioso para la salud. Desde el punto de vista marcial, tus empujes, puñetazos, patadas, etc. Serán mucho más fuertes cuando el torso es vertical. Para esta razón, mantén siempre el torso vertical cuando giras a la derecha o a la izquierda, moviéndote adelante o hacia atrás durante tu práctica. Una manera fácil de mantener el torso vertical es alineando tus hombros con tus caderas. Cada vez que te mueves – girando a izquierda o derecha, etc.- mueves tus hombros y caderas juntas. Esto es como si movieras tu torso como una sola pieza. Cuándo puedes mover tu torso como una unidad encontrarás fácil de usar tu cintura (ahora ampliada para llegar a ser el torso entero) para mover tus brazos. Para hacer este el torso siempre tendrá que moverse antes para dirigir tus brazos. No muevas tus brazos por sí mismos.

6.      Suspender la parte superior de la cabeza.
Este es el requisito más importante en los métodos del torso. Un buen consejo para esto es no inclinar la cabeza hacia adelante (mirando hacia abajo) ni hacia atrás cuando practicas Taijiquan. Simplemente mantén tu cabeza vertical e imagina que hay un trozo de cuerda en el techo que suavemente tira del centro de la cabeza hacia arriba. Esto se llama suspender la parte superior de la cabeza y si metes el mentón puede ayudarte a conseguir la posición. Este principio puede ayudar a traer el qi (energía o fuerza de la vida) desde tu cóccix o tus pies hasta la parte superior de la cabeza. Podemos decir que sin un torso y una cabeza vertical no habrá flujo de qi ni de jing ( fuerza interna).
Así que recuerda mantén siempre la cabeza y el torso verticales durante tu práctica de Taiji. Después de practicar constantemente con este principio durante unos pocos años, deberás de ser capaz de encontrar donde está tu línea central. Entonces cuando estés desequilibrado puedes recobrar tu equilibrio rápidamente. En esta etapa puedes ajustar tu cuerpo cuando surja la situación.
Flexiona tus caderas y dobla tus rodillas y entonces levantar la parte superior son los dos requisitos mayores en la alineación del cuerpo. La primera recomendación hará que tu qi se hunda en tus pies y te dé una buena base mientras que la última hará que tu qi suba desde tus pies a la parte superior de tu cabeza.

7.      Alinear la espalda.
Quiere decir que hay que levantar la primera vértebra de nuestra espina dorsal para que nuestro torso se alargue. Tirar de la espalda puede ayudar a mantener el cuerpo vertical. Lo que es más importante, permite a tu coccyx y nalgas enviar qi hasta la parte superior de la cabeza.

8.      Relajar el pecho.
Una vez que tu qi alcanza la parte superior de la cabeza, encontrará la forma para ir hacia abajo, generalmente por la línea central de tu torso. Tienes que relajar el pecho y hundir las costillas para proporcionar una condición óptima para que el qi baje.

9.      Relajar y dejar caer los hombros
Debes tratar de relajar las articulaciones de tus hombros y sentir como si los dejásemos caer al suelo. No eleves los hombros. Si lo haces, tu energía irá arriba con ellos, tu cuerpo estará flotando en el aire, y puedes estar desenraizado y desequilibrado fácilmente. Además dejar caer los hombros es la mejor manera para hacer que el torso y los brazos trabajen como una unidad.

10.  Dejar caer los codos
Es para ayudar a dejar caer los hombros. Prueba a dejar caer los codos y mira si puedes sentir como tus hombros caen también. Recuerda que cuando empujas  ambas manos a fuera, mantén siempre los codos más bajos que tus muñecas.

11.  Desentumecer todas las articulaciones
Todo el mundo sabe que tenemos que relajarnos cuando practicamos Taijiquan, pero muchos no saben que tenemos que aflojar y estirar nuestras articulaciones y también los tendones. Cuándo elevamos nuestra parte superior de la cabeza y mantenemos al mismo tiempo nuestras nalgas hacia abajo, estiramos nuestra espina dorsal. Cuando dejamos caer los hombros, los codos y las muñecas, estiramos nuestros hombros. Al doblar nuestras rodillas y flexionar nuestra articulación de la cadera estiramos nuestras piernas. Estirando nuestro cuerpo de esta manera puede proporcionar buen flujo de qi y aumentar la fuerza interna. Esto es todo lo que son los métodos del torso.


Pero el secreto más grande es la práctica.

© Copyright Tu-Ky Lam

Traducido por José Manuel Megias